EL VERDADERO ESPIRITU DE LA MASONERIA

Tuesday, September 27, 2005

YO UN ADEPTO, SOLO TE DIGO....

Tejerina, estas destruyendo la igualdad de tus hermanas, y haciendo peligrar con tu denigrante conducta sus derechos masónicos, con tu presunción mediocre. ¡ SEÑORES EL CONOCIMIENTO MASÓNICO, ES EN SI MISMO UNA RELIGIÓN !.

Hemos llevado a nuestra religión el mismo egoísmo a que damos rienda suelta en
nuestras otras posesiones, tales como mujer e hijos, casas, tierra y patria; y el mismo
espíritu partidarista que hay en nuestros políticos, se presenta como para justificar el
egoísmo en general, pues se oponen a la hermandad del hombre e impiden la
fundación de la Gran Logia, compuesta por muchas Naciones y por todos los pueblos.

Esta idea de la Hermandad Universal, que era una doctrina fundamental en los Antiguos Misterios, según se desprende del primer postulado de la, Doctrina Secreta y que se declara abiertamente en el tercero, y a la que también se da importancia capital en la Masonería, es la deducción lógica de nuestra idea de la Divinidad y del significado y naturaleza esencial del Chrestos.

"La Masonería no predica ninguna religión nueva; no hace sino reiterar el
Mandamiento anunciado por Jesús, que también había sido anunciado por todos los
grandes reformadores y religiones, desde que empezó la historia.

Quitad los agregados teológicos de la religión dé Jesús, para enseñarla como él lo hizo y como la enseñaron los Esenios y Gnósticos de los primeros siglos, y os encontraréis con (el ¡Misticismo de) la Masonería. La Masonería en su pureza, derivada de la antigua Kábala como una parte de la gran Religión Universal de la Sabiduría, que viene de la más remota antigüedad,' subsiste indestructible en todos los tiempos para la completa hermandad universal del hombre. El Cristiíanizar la Masonería o limitarla a las amarras sectarias de cualquier credo, no solo la deformarla y empequeñecería, sino que así como siempre han surgido luchas entre las sectas religiosas, como resultado inevitable se pondría a hermano contra hermano, y a Logia contra Logia. ¡ Ay Tejerina ¡, es lo que tu estás haciendo.

Toda verdadera iniciación es un proceso interno, no externo.

La ceremonia exterior no tiene vida, Y sólo sirve en cuanto se refiere a simbolizar, ilustrar y, por ende, a hacer resaltar los cambios interiores. "Iniciar" quiere decir "regenerar" y esto se logra por el esfuerzo, por pruebas, por dominio personal, por tristeza desengaños, fracasos y una renovación diaria del conflicto. Por eso es que el hombre debe "elaborar su propia salvación", debe alcanzar la Conciencia del Alma y, por último la Inmortalidad.

El problema, en primer lugar, de la verdadera Iniciación, o instrucción
en ocultismo, consiste en colocar todas las acciones del cuerpo bajo el dominio de la Voluntad; en liberar la personalidad del dominio de sus apetitos, pasiones y naturaleza inferior. La idea no es la de despreciar el cuerpo, sino la de purificarlo y trasmutarlo, no destruir los apetitos sino elevarlos y controlarlos, Esto, en Química Oculta (Alquimia), se conoce como transmutación. Este dominio de la naturaleza interior no cambia -destruye- el cuerpo físico o carnal, sino que lo subordina al ser real, el Alma. Sin tal transferencia de autoridad, la naturaleza inferior siempre deseando, apaga todas las vibraciones elevadas, así como si en una orquesta solo se dejarán oír los violoncelos y tambores pues resultaría más ruido que armonía. De aquí el dicho: "Aquel que se conquista a sí mismo, es más grande que aquel que se toma una ciudad" y "rígete a ti mismo y podrás ser maestro sobre todas las cosas”.

Solamente os digo una cosa, traidores del maestro, asesinos del Hermano, traidores en el templo, todo Masón sincero, que esté interesado en el espíritu de las enseñanzas de su 0rden, tiene el deber de estudiar cuidadosamente la filosofía de los maestros que han reconstruido la Antigua Sabiduría, para cumplir sus exigencias y, habiéndolo hecho, guiar sus acciones en todos los problemas de la vida en forma de estar preparado para entrar al Gran Hall de la Logia, donde deberá dar cuenta de todos sus actos y, a su vez, recibir su "Salario".